martes, 6 de septiembre de 2011

William Klein



Nace en la ciudad de Nueva York en 1928, donde trabajó en importantes revistas de moda como Vogue, tambien fue un reconocido por sus reportajes acerca de la vida en grandes ciudades como su natal Nueva York, Moscu, Tokio y Roma. William Klein también estuvo involucrado en la cinematografía en los 60s y  70s, aunque realmente fueron sus obras fotográficas las que lo lanzaron a la fama.

Estudio en el City College de Nueva York, y al principio de su carrera artística era un dibujante gráfico e ilustrador de la revista Star and Stripes, mas adelante se mudo a Europa, donde se graduó en Historia del Arte en la Sorbona. Como pintor, tendía al abstracto, estilo que se traslado a su obra en fotografía, se dedicó íntegra mente a la cinematografía a finales de los sesentas y durante los setentas, campo que abordó en el contexto cultural politizado y vanguardista.



William experimentó agresiones antisemitas por ser uno de los pocos judíos en una zona irlandesa cuando crecía en Nueva York, es por eso que siempre se sintió alejado de la cultura masiva o popular. De los 12 a los 14 se le podía ver en el moma (museo de arte moderno) el cual visitaba frecuentemente debido a su afición al arte, luego entro al city college para estudiar sociología pero poco después entro al ejército en donde desempeñaba trabajos de operador de radio en Alemania y en Francia.

En 1948 se enlistó en la sorbona de París, en donde estudió con Fernand Leger, quien incitaba a sus estudiantes a revelarse ante los valores  burgueses y la conformidad. Durante los 50's el estilo de Klein era abstracto y arquitectónico; sus pinturas estaban influidas por el bauhaus, mondrian y max bill, lo que hizo que Klein incursionara en la elaboración de murales.

Como un artista que utilizaba la fotografía, se propuso reinventar el documento fotográfico, en sus obras podemos observar alto contraste, tomas fuera de foco, y ángulos muy abiertos, por lo que se ganó una reputación de fotógrafo anti-fotógrafo. 



Empezó a experimentar con la yuxtaposición de pintura abstracta y fotografía. Conoció a Alexander Liberman, pintor y director de Vogue en America quien quedó fascinado por la obra de Klein, entonces lo invita a Nueva York para discutir la posibilidad de trabajar juntos.

Al llegar a Nueva york Lieberman le preguntó a Klein que quería hacer realmente y su respuesta fue fotografiar Nueva York de una manera distinta, hacer una especie de diario fotográfico de la ciudad.

De 1955 a 1965 William Klein trabajó como fotógrafo de moda para la revista Vougue pero desde un enfoque mas etnográfico, prefería fotografiar a sus modelos al aire libre, en las calles y no estaba particularmente interesado en la moda o la ropa, asi que utilizó esta oportunidad para experimentar en el proceso de la fotografía e introdujo nuevas técnicas como las tomas con ángulos abiertos y el uso de lentes de foco largo, exposiciones largas combinadas con flash, haciendo de la industria de la moda una area de innovación para la fotografía.




No hay comentarios:

Publicar un comentario